Autismo, un problema bioquímico?

Autismo, ¿un problema bioquímico?
El autismo es una desviación en la conducta. Las personas con una conducta autista son muy introvertidas, viven en su propio mundo. Hay muchas graduaciones del autismo. La más grave es el autismo ‘clásico’. Hay síntomas físicos y mentales. p.e. puede existir una enfermedad auto-inmune. Existe un defecto genético que influye negativamente en el sistema de defensa. Hay una desviación bioquímica en el cerebro. No se realiza el ‘pruning’ o sea ‘el recortar’ de las células en el cerebro. Ciertas células no mueren. De este modo existe un retraso en la transformación de la información, probablemente por un déficit de mielina. Esta sustancia tiene la función que los impulsos de las neuronas se dirijan más rápidamente en el cerebro. Ciertos estímulos los sienten menos, otros estímulos los sienten más (hipersensibilidad), cuando existe una conducta autista. Los neurotransmisores están sobrecargados. De este modo el ruido entra de un modo extremo, es muy difícil concentrarse bien. Por eso las personas con una conducta autista se retiran a menudo para relajarse.

Efectos sociales
Personas con una conducta autista son egocéntricas. Les es muy difícil mantener una amistad. Tienen pocos amigos, muchas veces no tienen una relación. La soledad tiene un gran papel en su vida. Quieren realizar el contacto pero no saben cómo tienen que hacerlo. Por eso existen problemas en el trabajo, la escuela o de relación. La conducta autista tiene una influencia negativa sobre los resultados en el trabajo o en la escuela. Muchas veces tienen un trabajo sencillo o no tienen trabajo. Viven de una pensión del estado. Durante una conversación no hay un diálogo, sino un monólogo. Se puede hablar de un ‘tráfico de dirección única’. Se puede tener mejor contacto con ellos, si se trata de un tema que les interesa. Algunos tienen una conducta maliciosa. Por fastidiar a otros intentan enseñar lo que quieren o lo que no quieren. No lo pueden decir con palabras. Emocionalmente existe una debilidad. También intervienen con los demás, a causa de una conducta compulsiva.

Ciertas posibles causas para ‘el autismo’
Por experiencia práctica resulta que la comida tiene una influencia esencial sobre la conducta autista. La investigación demuestra que hay una relación entre la intolerancia al gluten y la caseína y la conducta autista. El gluten es una proteína importante en los granos como el trigo, avena, espelta, cebada, centeno, kamut y couscous. El trigo contiene mucho gluten, es el peor grano de todos. Caseína es la proteína en los productos lácteos (como el queso). Una desviación autista ya se puede desarrollar durante el embarazo. El niño ya tiene un sistema de defensa, que no funciona bien. Ya puede haber una intolerancia al gluten, a la caseína o a las aminas biógenas, a que pertenecen la histamina, tiramina y serotonina. Las investigaciones demuestran que los granos, el azúcar y los productos lácteos tienen una influencia negativa sobre los intestinos, son nuestro ‘segundo cerebro’. A menudo existe una pared porosa de la flora intestinal. Personas con una conducta autista a veces repiten las palabras o las acciones.

La razón puede ser un nivel alto de histamina. La histamina es una de las aminas biógenas. Cuando el nivel de histamina es alto, cada vez el cuerpo produce adrenalina. Por producir a menudo adrenalina, las glándulas suprarrenales tienen que producir cada vez cortisol, para bajar de este modo la adrenalina. Cuando hay un déficit de cortisol (agotamiento de las glándulas) la persona no puede dominar el control de sus impulsos. De este modo se puede manifestar una conducta compulsiva. También provoca el cansancio crónico.

La serotonina, el neurotransmisor y una de las aminas biógenas, tiene un papel importante en la conducta autista. Muchas veces el nivel de serotonina puede ser alto, igual como el nivel de histamina, por falta de la enzima que es genética. Medicamentos como anti-histamina pueden reducir los síntomas del autismo. Una dieta sin las proteínas complejas y pobre en aminas biógenas, puede dar un mejor resultado, que es más natural.

La fruta y la verdura biológicas son la comida adecuada. El nivel de histamina baja, comiendo esta comida natural.

Las vacunas aumentan el nivel de histamina. De repente puede manifestarse una conducta autista o hiperactiva, como TDAH.

Componentes perjudícales
Las personas con una conducta autista tienen un nivel alto de cobre y un nivel bajo de zinc. Cuando el nivel de plomo es alto, puede existir una conducta hiperactiva. Un otro metal es el mercurio. Se encuentra en el pescado, la amalgama en los dientes y en las vacunaciones (p.e. de los bebés).

El tratamiento de la medicina regular
Psiquiatras, especialistas y médicos de cabecera a veces prescriben los antidepresivos o el Ritalin. Estos medicamentos tienen una influencia muy negativa sobre el nivel de serotonina, pueden causar el síndrome de serotonina. (véase el texto castellano en mi página web: levendvoedsel.nl).

Los psicólogos realizan una terapia de conducta, pero no buscan la causa. No llegan al fondo del asunto. Desafortunadamente no ven o no quieren buscar la relación entre la comida y la mente o la conducta autista.

La terapia de alimentación natural
En la práctica ha sido comprobado que las personas con una conducta autista tienen un beneficio con la comida vegetal y biológica, que es sin gluten y caseína, pobre en aminas biógenas, sin aditivos perjudícales. Los azúcares refinados se tienen que evitar también.

Cuando existe una conducta autista es aconsejable buscar las intolerancias alimentarias a través de la biorresonancia o una dieta de eliminación. Después del diagnóstico se puede cambiar la forma de alimentarse. También es importante hacer un examen médico, un control de sangre, para indicar si hay un déficit de vitaminas y minerales como vitamina B6 y magnesio o enzimas (DAO). Es muy necesario buscar los síntomas físicos y tomarlos muy en serio! Los terapeutas naturistas y los terapeutas de la alimentación natural son partidarios de una investigación sobre una enfermedad auto-inmune y buscar las intolerancias alimentarias en relación con la conducta autista. Yo soy partidaria de un test sobre DNA, examen médico (falta de enzimas, intolerancias).

Este texto es una traducción de mi artículo holandés, que ha sido publicado en la revista holandesa “De Natuur Uw Arts” (La naturaleza, su médico), número 200 (marzo/abril 2009). El título en holandés es: Autisme, een biochemisch probleem.

Para más información: levendvoedsel.nl, texto castellano

d-bloemen-38

Anuncios

Un comentario en “Autismo, un problema bioquímico?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s