Intolerancia aminas biógenas y el síndrome de carcinoíde

La relación entre la hipersensibilidad o sea la intolerancia a las aminas biógenas y el síndrome de carcinoíde

Un carcinoíde es un pequeño tumor que crece muy lentamente. Este tumor en los intestinos es muy especial y extraordinario. Por no tratar esta afección se pueden mostrar metástasis en el hígado. De este modo puedes tener molestias como diarrea, gases, espasmo de los intestinos, una pérdida de sangre en la defecación, una obstrucción o sea constricción de los intestinos, una malabsorción, una subida de la sangre a la cabeza (ruborizarse), el cansancio, el edema en la barriga o en las piernas, formar el tejido conjuntivo en el peritoneo, estrecharse de los vasos sanguíneos (ponerse morado).

Por causa de muchas emociones, un esfuerzo, el beber alcohol o líquidos muy calientes y por comer la comida que contiene muchas aminas biogénas, puedes tener más molestias en los intestinos. Casi nunca el tumor se encuentra en el páncreas o en las glándulas sexuales. El carcinoíde es un tumor extraordinario porque produce las hormonas como la histamina y serotonina. Estas sustancias se llaman las aminas biógenas. Por tener una cantidad alta de estas hormonas dan los daños, nombrados antes.

La causa de manifestar el síndrome de carcinoíde puede ser la intolerancia a las aminas biógenas, un defecto genético, un déficit de enzimas, un defecto en el ADN, una enfermedad auto-inmune. Cuando tienes la intolerancia a las aminas biógenas y sigues comiendo la comida que contiene estas aminas biógenas, el sistema de defensa cada vez será más bajo, el nivel de histamina y serotonina puede cambiar. La cantidad de hormonas es diferente para cada persona. No hace falta de tener todos los síntomas, nombrados antes.

Las aminas biógenas
Las aminas biógenas son unas sustancias que se encuentran en el ser humano, el animal y en la planta. Así estas sustancias se encuentran también en nuestro cuerpo y en la comida. Sobre todo en la comida del animal como la carne, el pescado, los huevos y productos lácteos. Esta comida lleva muchas aminas biógenas. Algunos productos en nuestra comida tienen o liberan la histamina como los granos (gluten), las nueces, el regaliz, las fresas, los tomates o el chocolate. También hay los aditivos que liberan la histamina como el E621, los benzoatos y los conservantes. El alcohol y el tabaco bloquean las enzimas que son necesarias para detoxificar las aminas biógenas. Por un déficit de enzimas quedan los restos de las aminas biógenas en el cuerpo (son las toxinas. Es sabido que el estrés, las emociones y una vida y comida que no es sana, pueden subir el nivel de histamina o serotonina. Las aminas biógenas también se manifiestan en la comida por convertir los aminoácidos en bacterias y tienen su influencia en el sistema nervioso, la digestión, la circulación de sangre y la respiración. Las sustancias nombradas y otras sustancias son necesarias para funcionar bien el cuerpo y la mente. La histamina dilata los vasos sanguíneos y deja bajar la tensión arterial. En cambio la tiramina y la serotonina dejan estrechar los vasos sanquíneos, la tensión arterial sube.

La hipersensibilidad
Hay mucha gente que tiene una intolerancia a las aminas biógenas, muchas veces ya al nacer por tener un defecto genético y un déficit de enzimas o un alto nivel de histamina de la madre, estando embarazada. El sistema de defensa funciona de un modo eróneo a las sustancias propias del cuerpo. Puedes tener más reacciones de hipersensibilidad. Mucha gente tiene la histadelia o sea un alto nivel de histamina y muchas veces un déficit de serotonina. Otra gente tiene la histapenia o sea un alto nivel de serotonina y un bajo nivel de histamina. Cuando tienes el síndrome de carcinoíde, los dos niveles pueden ser altos por la sobreproducción de estas sustancias, por tener un tumor. Todo depende como vives y loque comes. Depende de la cantidad de la histamina y serotonina que hay en la comida. Por eso pueden haber cambios en los niveles, de este modo éres o estás por lo que comes. Cuando hay esta intolerancia puedes tener molestias como: problemas con la respiración, picor, trastornos en la digestión, nervosidad, angustias o depresión. Habrá daño a la mucosa por un exceso de toxinas que quedan en el cuerpo. De este modo se puede manifestar una reacción de inflamación y nos podemos poner enfermos. Cuando existe una intolerancia a las aminas biógenas es aconsejable de buscar la ayuda de una terapeuta de alimentación que está especializada en las intolerancias alimentarias. Por seguir una dieta que es pobre en las aminas biógenas las molestias desaparecen o serán menos. También es importante de limpiar los intestinos y estimular el organismo para eliminar las toxinas.

La serotonina
La serotonina es una proteína hormonal que pertenece a las aminas biógenas, deja estrechar los vasos sanquíneos. Se produce por un 80 por ciento en los intestinos y es necesario para el peristáltico de los intestinos. Por un 20 por ciento es un neurotransmisor en el cerebro, lo necesita para tener un buen estado ánimo y para evitar una depresión. En algunos productos de nuestra comida está la serotonina, p.e. las nueces, las patatas, las aceitunas, los tomates, la piña, el aguacate, el plátano, el pomelo, la pasiflora, la pruna, el chocolate y los dátiles. Así puedes tener una intolerancia a la serotonina. Cuando hay un exceso de serotonina, la llaman “el síndrome de serotonina”. Las proteínas complejas aumentan la histamina y quitan la serotonina del cuerpo y puedes tener una depresión. Por tener un sistema de defensa que no funciona normal (muchas veces es genético), la hipersensibilidad y comer la comida que contiene la serotonina, se puede manifestar lentamente un tumor en los intestinos por un exceso de serotonina (toxinas). También unos medicamentos como tranquilizantes o antidepresivos pueden subir el nivel de histamina y serotonina, mira el artículo sobre ‘el síndrome de serotonina’ en mi página web levendvoedsel.nl.

Tratamiento del síndrome de carcinoíde
La medicina regular muchas veces no conoce o reconoce los síntomas, o lo ven cuando los síntomas son muy serios y hay molestias en el hígado o los pulmones p.e. Hacen un examen médico a través de un análisis de sangre y de la orina. Pueden hacer un escáner. Después de los examenes, el análisis y nombrar la diagnósis, los médicos pueden decidir de efectuar una operación, para quitar el tumor y una parte de los intestinos. Después puede ser que el médico prescribe los medicamentos para frenar la sobreproducción de las sustancias histamina y serotonina, muchas veces con efectos segundarios como el cansancio. No todo el mundo elige para un tratamiento por la medicina regular. Hay gente que elige para la medicina naturista y la terapia de alimentación natural como yó misma ya hace más de 15 años. Se busca la ayuda de una terapeuta naturista que tiene la experiencia con las intolerancias alimentarias. Por seguir una dieta de eliminación puedes ver a que sustancia reaccionas hipersensible. Por evitar estas sustancias, tus molestias desaparecen o serán menos. Una dieta que es pobre en la histamina y serotonina, frena la sobreproduccción de las proteínas hormonales. De este modo el cuerpo queda más en equilibrio y el sistema de defensa será más fuerte. Es aconsejable buscar la ayuda de una dietista o terapeute naturista que tiene la experiencia con las intolerancias alimentarias.

Qué comida puedes evitar, cuando hay el síndrome de carcinoíde?
Todas las proteínas complejas del animal como la carne, el pescado, los huevos y productos lácteos. También las proteínas complejas como los granos (el gluten, gliadina o glutenina), los productos de soja y las nueces. La proteína compleja es que aumenta la histamina. La comida que contiene mucha serotonina es: las nueces, los tomates, los plátanos, las prunas, las patatas, la berengena, el aguacate, las aceitunas, la piña, la pasiflora, los dátiles, el chocolate y el kiwi. Cuando tienes ‘el síndrome de serotonina’ o el carcinoíde es mejor de evitar estos productos alimentarios. La comida que es pobre en las aminas biógenas puedes comer: brecol (la brotas), calabaza, zanahoria, coliflor, judias verdes, ensaladas, berro, endivia, col Chino, rábanos, apio, el arroz integral, la quinoa, el mijo que sean biológicos. Como fruta puedes comer: manzanas, peras, albaricoques, mango, melecotón. Los buenos hidratos de carbono en la fruta y la verdura rebajan el nivel de histamina, o sea la comida natural y cruda.

La comida natural y cruda
En la comida natural y vegetal también se encuentran también las aminas biógenas. Cuando tienes el síndrome de carcinoíde no puedes decir tan fácilmente que toda la comida natural y cruda será el mejor medicamento. Sí es cierto que la comida cruda y natural lleva las enzimas que son necesarias para eliminar las toxinas. Sobre todo las hojas verdes y brotas como el mastuerzo, alfalfa, las brotas del brecol, el berro y las otras brotas contienen muchas enzimas, vitaminas y minerales. Es muy importante de estimular los órganos como el hígado, los riñones, los intestinos y la piel, para que pueden eliminar las toxinas.

Una manera pura y natural es la mejor, porque una enfermedad es un grito para purificar el cuerpo y la mente. Por eso es aconsejable de comprar los productos biológicos porque estos no llevan los aditivos y las pesticidas, que son las toxinas. La medicina naturista es el camino más puro que puedes seguir. De este modo puedes estimular la fuerza propia del cuerpo para recuperarte. Sí que necesita tiempo para que el cuerpo puede recuperar y ponerse más en equilibrio. Tenga la paciencia y la fe en la naturaleza. De vez en cuando puedes tener reacciones del cuerpo por purificarse el cuerpo, acéptelas, como dolor de cabeza, cansancio etc. Cuando limpias tu casa, también sale la suciedad. No olvides nunca: en un cuerpo sano no se puede manifestar tán fácilmente una enfermedad. Así comer y vivir sana tiene una función preventiva. Cada persona lleva su propia responsabilidad para su salud o la enfermedad que entra por la boca. Pero cada uno es libre de elegir o andar su propio camino que va bien a aquella persona. Uno va por la medina regular, otro va por la medicina naturista. Está bien así. El mejor regalo que puedes dar a una persona que está enferma es el amor, la atención y el respeto, para que esta persona puede tener más contacto con el mundo espiritual y puede crecer interiormente.

Este texto es una traducción de mi artículo en holandés que ha sido publicado en la revista holandésa De Natuur Uw Arts, número 201, mayo/junio 2009. Nota de la redacción de la revista: Muchas veces el tumor empieza en el apéndice. El tratamiento de la medicina regular es de quitar el apéndice con el tumor, a través de una operación antes de dispersarse.

Didy van de Veer
www.levendvoedsel.nl

el 20 de abril 2015

fruta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s