Un texto del librito de Kirstine Nolfi: Raw food treatment of cancer

Un texto del librito de Kirstine Nolfi: Raw food treatment of cancer

Un bebé puede haber sido nutrido mal por la sangre impura de la madre, por comer la comida que no es sana o por las intolerancias durante el embarazo.
Puede causar una enfermedad, así el niño yá puede nacer enfermo. Después del nacimiento la condición puede ser peor porque la leche materna no es adecuada, tanto la calidad que la cantidad. Los niños, nacidos en todo este mundo, nacen débiles en un grado bajo o alto. Cuáles son las consecuencias?

Por eso, lo más pronto que comemos la comida cruda y vegetal, lo más pronto habrá un buen resultado. Los niños son parte de la naturaleza. Los padres han perdido el contacto con la naturaleza.

Cuando la madre come solamente la comida cruda y natural, la producción de la leche materna aumentará. Habrá más vitalidad. Pronto la madre puede dar fruta y verduras a su bebé. Un consejo: nunca comer la fruta y verdura en una misma comida! Las mujeres que comen la comida cruda durante el embarazo, se encuentran bien, el parto es fácil. Nace un niño sano y fuerte. La comida cruda produce una leche materna sana durante el primer año, comiendo la comida cruda.

Un milagro de la comida cruda!!!!!!!!!!!!!!
Lo más pronto que empezamos con la comida cruda, lo mejor es el efecto.

Les doy un ejemplo:
una pareja, recién casada, había comido un cien por ciento la comida cruda y natural durante tres años antes de casarse. Cuando la mujer hace esto (comer cruda), la menstruación se para, porque la limpieza no es más necesaria! La joven mujer casada no se dió cuenta que estaba embarazada, hasta tres meses antes del parto. Había crecido mucho, es raro que no lo ha notado. Tuvo el parto en una hora, sin anestesia y casi sin dolores!!! El niño era como la madre: delgado, pequeño, sin estar demasiado pequeño y delgado. Tenía un peso sano, también la madre. La madre tenía suficiente leche materna y el bebé estaba satisfecho. La defecación era regular. El niño no lloraba, solamente cuando tenía hambre por faltar su comida a la hora regular. Cuando el niño tenía seis meses, la madre venía a mi. El niño siempre estaba afuera en el jardín. Los padres tabajaron en el jardín.

Viva la comida cruda!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s